Saltar al contenido
Pintores Madrid

Microcemento

Si quieres tener un acabado personalizado y con un estilo rústico, entonces necesitas conocer un poco más sobre las usos y beneficios que nos brinda.
¿Qué es microcemento?
No te dejes engañar por su nombre, este acabado está hecho a base de cemento, agua, aditivos y pigmentos minerales, pero no necesariamente tendrá este color.
Es un material flexible que se adapta a cualquier superficie, sea azulejos, yeso, hormigón, cemento, etc. y puede prepararse en diferentes colores.
¿Por qué usar microcemento?
Al ser tan versátil y poder adaptarse a cualquier superficie podemos utilizarlo en pisos, paredes y techos, logrando estilos únicos y originales.

Al ser una técnica manual, jamás podrás encontrar dos paredes con el mismo diseño.
Es eco amigable, al estar compuesto por materiales naturales.
Se puede trabajar en grandes superficies sin necesidad de juntas.
Cuenta con variedad de colores que pueden combinarse o adecuarse a cualquier estilo existente.
Son impermeables y lavables con agua y jabón neutro, ayudando a mantener la limpieza del ambiente.
Resiste golpes y rayones accidentales, pero siempre se le debe cuidar para disfrutarlo por mucho tiempo.
Cuenta con varios tipos de acabado, para exterior, pavimento, piso, interiores y piscinas, siendo el más utilizado el Microfino para paredes interiores.
¿Cómo se aplica el microcemento?
Al ser un acabado tan especial y resistente, merece tomarse su tiempo. El resultado valdrá la espera.

Se prepara la superficie, la cual debe estar lisa sin grietas, huecos o raspones.
Una vez lista la superficie se adhiere malla de fibra de vidrio con la ayuda del puente unión, esto le dará el soporte necesario para tener el acabado que buscamos.
Se aplica la primera capa de la mezcla de resina con microcemento base, una vez seco se procede a nivelar la superficie con una lija y a limpiar el polvo.
Se vuelve a aplicar una segunda capa de la mezcla de microcemento base y el polvo existente se retira con un trapo húmedo.
Ahora se aplica la primera capa de la mezcla de resina con microcemento fino, esta aplicación ya no será uniforme, sino con movimientos cortos y semicirculares logrando una capa muy fina.
Una vez que la aplicación está seca, se lija la superficie para emparejarlo se retira el polvo que haya producido. Se procede con una segunda capa, lijado y limpieza.
Completado esto, se aplica una capa de sellador. Si queremos darle mayor protección podemos aplicar dos capas de poliuretano bicomponenete, dejando secar entre capas.
Cuidados del microcemento
Este acabado es muy resistente, pero también necesita de pequeños cuidados para que nos dure muchos años.

El primer cuidado que debes tener, es durante los primeros días de instalación. Debemos tomar en cuenta que conseguir sus características finales toman tiempo y su curado total termina a las 4 semanas.

Como mantenimiento a largo plazo, podemos decir que podemos usar agua y jabón neutro para limpiarlas, eso si, sin tener que usar abrasivos o químicos. Si por accidente le cae lejía u otros productos, se debe limpiar inmediatamente.

También se puede aplicar una cera acrílica transparente con una esponja o trapo suave. En las paredes de la ducha, se recomienda aplicar sellador al agua, por ningún motivo aplicar cera.

La aplicación de cera o sellador debe ser hecha sobre una superficie limpia, sin polvo o arenilla para que no generar rayaduras. El producto debe ser aplicado de forma homogénea sin dejar residuos.

Después de 30 min de aplicado el producto, las paredes estarán listas para volver a disfrutarlas.