Saltar al contenido
Pintores Madrid

Papel pintado

Si estás pensando en darle estilo y mucha originalidad a tus espacio, entonces necesitas algo más que una mano de pintura. Lo papeles pintados son la mejor elección por los diseños y colores que nos otorga.
¿Qué es papel pintado?
Lo puedes conocer como papel mural o papel de colgadura. Este papel tiene en una de sus superficies variados diseños y colores con acabados que pueden ayudarte a su limpieza. La otra superficie irá hacia la pared siendo pegado con cola.
Tipos de papel pintado
Existe una variedad de diseños y acabados que permiten utilizarlos en diferentes ambientes sean por ser de alto tránsito o húmedos, pero básicamente podemos decir que existen 4 tipos de acuerdo al material del que están hechos:
Papel
Estos son los clásicos papeles decorativos que conocemos, siendo ideal para ambientes con bajo tránsito, además de ser económicos Para poder pegarlo debes encolar tanto el papel como la pared.
Papel tejido
Este tipo de papel cuenta con una base textil que puede ser algodón, seda u otros, dándole una textura entelado que puede ser acompañado con diseños florales, rayas, etc. Se necesita pegamento especial y mucho cuidado al instalarlo ya que no se despega con facilidad. Se debe evitar las manchas ya que no son muy resistente a ellas.
Tejido no tejido
Si buscas resistencia a la luz, la humedad y alto tránsito, este papel es el que necesitas. Este papel tejido con base vinílica acrílica te dará todas estas propiedades que buscas. Podrás instalarlo y corregirlo fácilmente mientras el pegamento no seque. Sólo se necesita aplicar cola en la pared para empezar a trabajar.
Papel vinílico
Este tipo de papel es ideal para baños y cocinas gracias a su impermeabilidad y por su puesto, su fácil limpieza. Está hecho a base de papel con recubrimiento de vinilo. Para instalarlo se necesita un pegamento especial y aplicarlo tanto en el papel como en la pared.
¿Por qué usar papel pintado?
Si aún no te convences de usarlos, te daremos unas cuantas razones para que tomes la decisión final:

Tapa imperfecciones. Toda construcción nueva tiende a asentarse en los primeros años, por eso tener una que otra grieta no debe preocuparte. El papel pintado será una rápida solución visual que le dará alegría a tu ambiente.

Estilos combinables. No siempre tienes que empapelar toda la habitación o la pared del mismo diseño. Puedes combinarlos entre sí o hacer rayas horizontales o verticales intercalando papel pintado con paredes pintadas. La creatividad es amplia.

Fácil y rápida instalación. Dependiendo del material que estén hechos podrás pegarlos y despegarlos hasta que queden bien unidos y pegados. En el caso de los tejidos no tejidos se debe tener más precisión, pero el efecto de originalidad siempre será la mejor.

Impermeable. Los papeles pintados vinílicos tienen esta propiedad que ayuda a mejorar la convivencia y armonía de la casa. Mantener las paredes limpias y con estilo será posible.

Efectos visuales. La gran variedad de colores, texturas y diseños pueden lograr tener efectos que ayudan a ampliar o disminuir espacios de manera visual.
¿Cómo renovar el papel pintado?
Es más rápido de lo que se cree, sólo debemos asegurarnos de mantener todos los muebles alejados de las paredes y tapar enchufes, marcos de ventana y cualquier cosa que no pueda ser removida de las paredes.

Aplicamos removedor de papel pintado con un pulverizador, y dejamos actuar por unos 20 minutos. Notaremos que el papel se va hinchando y abriendo en las uniones, lo que facilita el retiro.

Los residuos de papel que se queden pegados se retiran con una espátula para dejar la pared completamente limpia. En caso de huecos o grietas, procedemos a masillar y alisar la pared con una lija.

Ahora estará lista para instalar el nuevo papel de preferencia.